MENÚ

perspectiva

Perspectiva


En la Antigüedad y hasta la Edad Media, el arte pictórico era plano. Los griegos tenían conocimientos acerca de cómo el ojo humano deforma los objetos pero sólo aplicaron estos principios a la arquitectura.
En el Renacimiento el arquitecto italiano Brunelleschi inventó una técnica para representar la profundidad: la perspectiva.
Hay varios términos técnicos que debes conocer para trabajar con esta técnica:
  • Línea de horizonte: Es la línea imaginaria que marca la altura de los ojos del espectador. Según queramos dibujar un objeto más arriba o más abajo, deberenos variar su altura.
  • Punto de vista (P.V.): Representa la situación del espectador a derecha o izquierda respecto al modelo.
  • Punto principal (P.P.): Es la proyección perpendicular del punto de vista (P.V.) sobre el horizonte. La distancia del punto de vista a la línea de horizonte se llama distancia visual.
  • Puntos de fuga: Son los puntos situados en la línea de horizonte donde convergen todas las líneas horizontales paralelas entre sí que existen en el modelo.La curvatura de la Tierra unida a la forma del ojo humano hace que al alejarse las líneas paralelas en la realidad parezcan converger a un único punto en el infinito: el punto de fuga.
    En un dibujo, se pueden utilizar de uno a tres puntos de fuga.

En  función de los puntos de fuga elegidos, las perspectivas se denominan:
• Perspectiva frontal paralela:  con un punto de fuga (cubo frontal).
Dibujo: perspectiva con un punto de fuga
• Perspectiva oblicua: con dos puntos de fuga (cubo parcialmente ladeado).
Dibujo: perspectiva con dos puntos de fuga
• Perspectiva aérea: con tres puntos de fuga (cubo parcialmente ladeado y volcado).
Archivo:3-punktperspektive.png
Si quieres dar un aspecto realista y un efecto tridimensional a tus paisajes o edificios, tendrás que aplicar la perspectiva y seguir estos pasos:

1. Dibuja una línea horizontal. Esta línea será la línea del horizonte.

2. Elige el punto de fuga.  El punto de fuga más básico estaría en el centro horizontal del papel y sobre la línea dibujada para el horizonte. Si se sitúa el punto de fuga un poco más arriba, el dibujo parecerá ser visto desde un punto más alto sobre la tierra. Si el punto de fuga está a la derecha, el dibujo parecerá visto desde la izquierda de los objetos.

3. Traza la perspectiva desde los objetos principales hasta el punto. Dibuja las líneas horizontales y verticales como si estuvieras haciendo un dibujo en dos dimensiones (alto y ancho). Las líneas que comienzan cerca del observador  y se alejan de este, deben ser dibujadas hacia el punto de fuga seleccionado.

4. Agrega detalles a tu dibujo respetando las proporciones marcadas por las líneas de referencia que esquematizaste anteriormente y borra las partes de línea sobrantes.

Diagrama plano de diagonales simples.-
El diagrama plano (I)
Imaginemos una vía y sus traviesas. Estamos puestos en el centro de la vía y definimos la longitud de la primera traviesa (1) y los dos carriles (2 y 3) que se pierden en el horizonte, donde se juntan los dos en el punto de fuga (PF). La segunda traviesa (4), hemos de posicionarla a ojo, es decir, observando la posición relativa en
proporción a la longitud, para hacernos idea de la distancia. Una vez ubicada la segunda traviesa (4), tracemos una bisectriz al ángulo formado por las líneas 2 y 3, simplemente hallando la mitad de la línea 1.
El diagrama plano (I)
Ahora trazamos una diagonal a uno de los cuadriláteros
El diagrama plano (I)
Y prolongándola hasta cortar en el punto 2, trazamos una paralela a la "traviesa"; anterior y así obtenemos la posición de la tercera "traviesa";. Repitiendo la operación "n"; veces obtendremos las siguientes posiciones.
El diagrama plano (I)










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada